El acercamiento a la realidad corporal les permitirá adquirir no solo una mera información y formación de la danza del vientre, sino un aprendizaje vivencial, pues les ofrece a las mujeres la posibilidad de conocer una cultura en la que la femineidad es un tesoro y el cuerpo femenino bello por naturaleza.

En las clases, se utiliza la metodología de la práctica corporal y considera la entrega de contenidos técnicos generales de danza, rítmicos, además de material escrito y musical.

Cada sesión  contempla un esquema de pasos a seguir, que favorecen la motivación al aprendizaje. La práctica contempla:

  • Inicialmente el reconocimiento del cuerpo y sus músculos con secuencias lentas y simples de círculos y espirales, teniendo como eje central el logro de la disociación del cuerpo.
  • Con el tiempo se le agregarán elementos y combinaciones más complejas, para que de una manera lógica y paulatina, aumente la exigencia y la capacidad rítmica.
  • Lo antes expuesto derivarán en coreografías (agrupación de pasos en forma rítmica), que demuestren los logros obtenidos.
WhatsApp chat