La mujer y la danza árabe

La danza oriental, o danza árabe, nos ofrece la oportunidad de conocer una cultura en la que la feminidad es un tesoro, y el cuerpo femenino bello por naturaleza. Por lo tanto, mejora significativamente la autoestima, nos hace sentir felices, ejercitar de forma muy completa cada músculo de nuestro cuerpo, por lo que es una excelente alternativa en el control del peso y lo más importante, revela la capacidad de cualquier persona de expresarse a través del cuerpo.

Religiosa en su origen, esta danza es una celebración a la feminidad y un homenaje a la maternidad. Sensual, pero no erótica, es elegante, sutil, refinada y un excelente referente de la riqueza de la antigua cultura oriental. Por lo tanto, no tiene restricción de edad, de talla o tipo de cuerpo, no importa tu nivel de destreza o si no has sido muy activa físicamente.

Un poco de historia

Arte que combina folclore y expresión individual, cuyos comienzos pueden situarse en la época faraónica. Aunque no existe una referencia concreta de su nacimiento, existen algunos indicios de su existencia en la migración de los gitanos del subcontinente indio, que viajaron a través de Europa, Asia y Medio Oriente introduciendo sus tradiciones y costumbres a donde llegaban. Existen también, algunas pinturas rupestres que expresan movimientos de vientre y caderas en el sector correspondiente a España y el Norte de África y esculturas en India y Grecia.

Fue práctica diaria de las mujeres de los harenes del Oriente Medio, las cuales, utilizaban esta danza para agradar a maestros y maridos, divertirse entre ellas y ayudar en el proceso del alumbramiento. Además de ser ella una gran representante de la cultura de su país, pues durante la época faraónica, desempeñaban importantes roles en la dirección y gobierno.

En definitiva, la danza árabe, nos permite como mujeres a conectarnos con nuestra salud profunda, con nuestra energía femenina, con nuestras necesidades y expresarlas a través de los movimientos.

Seamos entonces, defensoras y guardianas de este noble arte de tanta riqueza y beneficios para las mujeres de cualquier edad, físico y origen.

La danza árabe es para ti y aprenderla es muy fácil con Connie. Escríbele a su email: correo consuelo

Siganos en Redes Sociales

Hacer Comentario

WhatsApp chat